Top
PDFelement
PDFelement
En App Store
En Google Play
ABRIR ABRIR

Conseguir un Objetivo Personal - Planificar para Vivir Tu Vida

Planificar la Vida a Tu Manera

 No es raro que las personas piensen que están perdidas en el universo. Se esfuerzan mucho, pero parece que no llegan a ninguna parte.

No emprenderías un largo viaje sin saber a dónde vas, ¿verdad? No, no lo creo. Esto se debe, en gran medida, a que no se han tomado el tiempo de reflexionar sobre lo que quieren de la vida y no han establecido ningún objetivo específico para sí mismos.

Lista de tareas

Métodos para Conseguir Objetivos

Piensa primero en tus objetivos y luego comprométete a alcanzarlos. Prioriza las cosas que quieres conseguir y escríbelas para poder ver el progreso que haces hacia ellas. Haz una lista de todos los pasos que tienes que dar y ve tachándolos a medida que avanzas.

La fijación de objetivos es una estrategia eficaz para ayudarte a ver tu futuro ideal y motivarte para hacerlo realidad.

Establecer objetivos ayuda a tomar decisiones sobre tu futuro. Saber exactamente lo que quieres conseguir te ayuda a centrar tus esfuerzos en las áreas adecuadas. Las distracciones que pueden llevarte a equivocarte fácilmente serán fáciles de identificar con la ayuda de esta técnica.

Método para la fijación de objetivos

¿Para Qué Sirve Conseguir Objetivos?

Las personas que sobresalen en diversas áreas, como los deportistas profesionales, los líderes corporativos y otras personas de alto rendimiento, tienen objetivos. Establecer objetivos te ayuda a ver el panorama general y te mantiene motivado a corto plazo. Dirige tu búsqueda de conocimientos y te ayuda a gestionar tu tiempo y tus recursos, permitiéndote alcanzar todo tu potencial.

Al establecer objetivos específicos y cuantificables, podrás alegrarte de tus logros y ver el avance de un proceso que antes te parecía inútil y tedioso. Obtendrás más confianza en ti mismo cuando vean lo capaz que eres de lograr tus objetivos.

Establecer Objetivos Personales por Primera Vez

Tienes objetivos a muchos niveles, como:

En primer lugar, crea el "panorama general" de tu vida (o de los próximos 10 años, por ejemplo) y se identifican los objetivos a gran escala que deseas alcanzar.

Para lograr tus objetivos a largo plazo, primero debes cumplir hitos más pequeños y manejables a lo largo del camino.

Una vez que hayas diseñado una estrategia para alcanzar tus objetivos, es hora de ponerte a trabajar.

Por eso empezamos el proceso de fijación de objetivos teniendo en cuenta los objetivos a largo plazo. A continuación, lo reducimos a las acciones que puedes realizar en los próximos cinco años, el próximo año, el próximo mes e incluso hoy mismo para empezar a alcanzar esos objetivos. A partir de ahí, retrocederemos.

Para establecer tus objetivos personales, te sugerimos que, en primer lugar, selecciones una plantilla de planificación o de lista de tareas. Wondershare PDFelement ofrece enormes planificadores y plantillas de listas de tareas para que puedas establecer tus objetivos personales. Sólo tienes que seleccionar una de ellas en el Centro Comercial de Plantillas y editar el planificador con PDFelement para empezar a dar el primer paso.

Wondershare PDFelement Pro DC

Simplifique tu flujo de trabajo con Document Cloud para PDFelement.

pdfelement pro dc

Centro comercial de plantillas pdfelement

Establecer Objetivos para Toda la Vida es el Primer Paso del Proceso.

Para establecer objetivos personales, piensa en lo que quieres lograr a lo largo de toda tu vida (o al menos, para una edad significativa y lejana en el futuro). Establecer objetivos a largo plazo te ayuda a tener una visión holística de tu vida, que influye en el resto de tus decisiones.

Intenta establecer objetivos en algunas de las siguientes categorías (o en las tuyas propias, según lo importantes que sean para ti) para asegurarte de que estás cubriendo todas las bases en todos los aspectos de tu vida.

Establecer objetivos en el tiempo de vida

Carrera Profesional: ¿Dónde estarás dentro de cinco años?

Financieros: ¿En qué momento deseas ganar una determinada cantidad de dinero? ¿Qué relación ves entre esto y tus aspiraciones profesionales?

¿Hay algún conocimiento específico que quieras adquirir? ¿Qué más conocimientos y habilidades necesitarás para cumplir tus otros objetivos?

¿Está en tus planes futuros tener una familia? ¿Por qué crees que serás un buen padre? ¿Qué imagen quieres proyectar a tus amigos y familiares?

¿Tienes algún objetivo creativo que quieras alcanzar?

¿Hay algo en tu perspectiva que te impida alcanzar tus objetivos? ¿Algún aspecto de tu comportamiento que te irrite? (Si es así, elabora un plan adecuado para cambiar tus hábitos o encontrar una solución al problema).

Físico: ¿Tienes alguna aspiración deportiva o simplemente quieres estar sano el mayor tiempo posible? ¿Tienes un plan sobre cómo vas a conseguirlo?

Placer: ¿Cómo quieres divertirte? Insiste en reservar algo de tiempo en tu vida para ti.

¿Quieres hacer del mundo un lugar mejor a través del servicio público? Si es así, ¿cómo?

Después de dedicar un tiempo a pensar en lo que quieres conseguir, elige uno o varios objetivos de cada área. A continuación, piensa en hacer otra ronda de recortes hasta que te queden sólo unos pocos objetivos realmente importantes en los que concentrarte.

Asegúrate de que los objetivos que establezcas sean realmente importantes para ti, no sólo los que tu familia, amigos o empleadores quieran que cumplas. (Si estás saliendo con alguien, piensa en lo que él o ella quiere, pero recuerda ser leal contigo mismo).

.

El Segundo Paso es Establecer Objetivos Más Modestos.

Una vez que hayas decidido tus objetivos a largo plazo, elabora un plan a cinco años en el que describas las pequeñas tareas que tendrás que hacer para conseguirlos.

A continuación, elabora un plan de un año, otro de seis meses y otro de un mes con objetivos más pequeños que deberás cumplir para alcanzar tus objetivos a largo plazo.

Todos ellos deben basarse en la estrategia anterior. Todos y cada uno.

Después, haz una lista de tareas diarias con las cosas que debes hacer hoy para acercarte a tus objetivos a largo plazo.

La lectura de libros y la recopilación de conocimientos sobre la consecución de tus objetivos de mayor nivel pueden ser tus objetivos menores en una primera fase. Esto te ayudará a establecer objetivos más realistas y de mayor calidad.

Por último, revisa tus planes una vez más para asegurarte de que se ajustan a tus propios objetivos y aspiraciones.

Paso 1 Haz un plan quinquenal en el que describas las tareas más pequeñas que tendrás que hacer para conseguirlo.
Paso 2 Haz un plan de un año, seis meses y un mes con los objetivos más pequeños que debes cumplir para alcanzar tus objetivos a largo plazo.
Paso 3 Haz una lista diaria de las cosas que debes hacer hoy para acercarte a tus objetivos a largo plazo.

Mantener el enfoque

Para no perder el rumbo, haz una lista de tareas que revises y actualices a diario una vez que hayas establecido tu primer conjunto de objetivos.

Revisa constantemente tus objetivos a largo plazo y haz ajustes para reflejar tus prioridades cambiantes y los conocimientos acumulados. (El uso de un diario informatizado es un método excelente para planificar revisiones frecuentes y repetidas).

Establecer objetivos SMART

Utilizando el método SMART puedes ayudarte en alcanzar tus objetivos más rápida y fácilmente. Existen muchas variaciones (algunas se incluyen entre paréntesis), pero SMART suele ser un acrónimo de lo siguiente:

S Específico (o significativo).
M Mensurable (o significativo).
A Alcanzable (u orientado a la acción).
R Relevante (o gratificante).
T Limitado en el tiempo (o rastreable)

Es más eficaz adoptar el objetivo SMART. Para saber más sobre cómo establecer objetivos SMART mira este video.

Consejos Adicionales para Establecer Objetivos

Los siguientes principios generales pueden ayudarte a crear objetivos que sean realistas y alcanzables:

Haz una declaración positiva sobre cada uno de tus objetivos - Establece un tono positivo para tus objetivos - En lugar de decirte a ti mismo: "No cometas este error tonto", debes decirte: "Ejecuta este método de forma eficaz".

Sé específico - Establece objetivos medibles con fechas, horas y cantidades de dinero para poder hacer un seguimiento de tu progreso. De este modo, podrás saber con precisión cuándo has alcanzado tu objetivo y disfrutar del placer que conlleva.

Da a cada objetivo su propia prioridad si tienes muchos. Esto evita que te sientas abrumado por demasiados objetivos, y te ayuda a centrarte en los más esenciales en lugar de en el resto.

Tener los objetivos por escrito ayuda a que sean más reales porque se vuelven más concretos.

Reduce al mínimo los objetivos operativos:
Mantén tus objetivos a corto plazo manejables y alcanzables. Los objetivos demasiado ambiciosos pueden hacer que parezca que no estás avanzando. Establecer objetivos modestos y graduales aumenta las probabilidades de éxito.
No te centres en los resultados, sino en el rendimiento.
Apunta hacia los objetivos en los que tengas más poder de influencia. Es deprimente perder un objetivo personal por circunstancias ajenas a tu voluntad.
Las malas condiciones comerciales o las consecuencias imprevistas de la acción gubernamental son ejemplos de estas causas en los negocios.
Un mal juicio, un tiempo terrible, una lesión o simplemente la mala suerte son ejemplos de circunstancias desafortunadas en el deporte.
Establecer objetivos basados en el rendimiento personal
Esto te permite seguir siendo responsable de tu progreso y obtener placer de él.
Establecer objetivos razonables
Es fundamental establecer objetivos realistas. Los empleadores, los padres, los medios de comunicación y la sociedad pueden plantearte unas ambiciones increíblemente improbables. La mayoría de las veces, lo harán sin tener en cuenta tus propias metas y objetivos.

Además, es posible que no comprendas las dificultades que entraña la consecución de tus objetivos o el talento que necesitas para alcanzar un determinado nivel de rendimiento, lo que puede dar lugar a que te fijes metas demasiado difíciles de alcanzar.

Aquí tienes 5 consejos útiles que debes recordar:

1. Los objetivos no son resoluciones, así que deja de pensar en ellos como tales.

Para empezar, ten en cuenta que hacer propósitos no es lo mismo que establecer objetivos. En su mayor parte, esto es cierto el 1 de enero a las 12:01 de la mañana con una copa de celebración en la mano. Seamos sinceros: Los propósitos de Año Nuevo tienden a ser vagos y de naturaleza genérica.

Los planes y los resultados están mucho más estructurados en objetivos, lo que hace que sea mucho más probable alcanzarlos (Kleingeld, et al, 2011).

Se ha demostrado que el establecimiento de objetivos se asocia con mayores niveles de autoconfianza, impulso y agencia personal (Locke & Latham, 2006).

Según Simon, elegir un objetivo en Nochevieja es como hacer la compra después de haber ayunado durante 24 horas.

En su lugar, espera a estar sobrio y tranquilo en las primeras semanas de enero para programarlos.

2. Reconoce tu motivación para lograr tu objetivo.

La psicoterapeuta y fundadora de Assure Programs, Beulah Joseph, insiste en la necesidad de hacer una pausa para reflexionar sobre por qué es tan importante lograr un objetivo.

En particular, piensa en cuál de tus deseos no se está cumpliendo ahora y que te está impulsando hacia esa condición deseada. Piensa también en tus valores fundamentales. ¿Cómo puedes utilizarlos para ayudarte a conseguir tu objetivo?

Hay muchas formas de integrar los valores y los objetivos. Beulah sugirió que si uno de tus valores es devolver a la comunidad, podrías fijarte el objetivo de correr en una carrera de 5 kilómetros en beneficio de una organización benéfica local.

3. Determina los obstáculos que se interponen en la consecución de tu objetivo.

No se trata de un movimiento que nos permita crear excusas, sino todo lo contrario.

Es importante pensar en lo que puede obstaculizar la consecución de nuestro objetivo, de modo que podamos idear métodos para superar esos obstáculos o encontrar formas de actuar dentro de las limitaciones existentes.

Esto es crucial en un momento en que nuestro país está bajo llave.

Beulah aconseja: "Si puedes, intenta ser objetivo".

"Da un paso atrás y mira el panorama general.

¿Es posible hacer ejercicio durante muchas horas al día si tienes hijos pequeños?

"¿Se han quedado anticuadas tus habilidades si quieres volver al sector tras una pausa en tu carrera?"

4. Sé sincero contigo mismo.

Es fundamental reconocer de dónde partimos y ser brutalmente sinceros con nosotros mismos sobre dónde estamos en la vida y qué podemos conseguir.

Para evaluar cuál es un objetivo factible, primero debemos hacer un estudio y consultar con expertos en la materia.

Por ejemplo, María, de CiC, sugirió que establezcas tus objetivos de manera que sean desafiantes pero alcanzables y que puedan ser evaluados de alguna manera.

5. Mide tus progresos y lleva un registro de los mismos.

Según Beulah, "en este punto deberías establecer absolutamente tus hitos".

"Piensa en cómo vas a hacer un seguimiento de tus progresos y anota dónde has empezado.

Piensa en cómo te queda la ropa y en cómo son tus niveles de energía diarios si estás intentando reducir peso.

Habrá muchos puntos de comparación si haces esto, dijo.

Hacer las cosas bien

Cuando hayas conseguido algo, tómate un tiempo para disfrutar del brillo de tu logro. Mientras reflexionas sobre tu logro, haz un balance de lo que has avanzado hacia otros objetivos.

Recompénsate adecuadamente si has conseguido un objetivo importante. Todo esto te ayudará a alcanzar el nivel de seguridad en ti mismo que deseas.

Cuando hayas logrado éste, vuelve a evaluar tus otros objetivos. Si ya has cumplido tu objetivo, ponte otro más difícil en el futuro. Si conseguir el objetivo te lleva mucho tiempo, haz el siguiente un poco más sencillo.